‚ÄúApoyo para un di√°logo social inclusivo sobre los recursos h√≠dricos‚ÄĚ

13 noviembre, 2013 en

En este trabajo se entrevistaron a más de cien personas pertenecientes a organismos ligados a la gestión del agua en la región, las que fueron complementadas con talleres en las provincias de Elqui, Limarí y Choapa.

En el marco del proyecto ‚ÄúApoyo para un di√°logo social inclusivo sobre los recursos h√≠dricos en la Regi√≥n de Coquimbo‚ÄĚ -que surge de un acuerdo entre la Corporaci√≥n para la Innovaci√≥n en Ciudadan√≠a y la Intendencia Regional de Coquimbo, y desarrollado con la colaboraci√≥n del Directorio del Agua de la Corporaci√≥n Regional de Desarrollo Productivo- se abordaron distintos aspectos involucrados en este tema clave para la zona.

 

Para ello se realizaron entrevistas a más de cien personas pertenecientes a organismos ligadas a la gestión del agua en la región, las que fueron complementadas con talleres en las provincias de Elqui, Limarí y Choapa.

 

El objetivo de este trabajo fue que los distintos actores plantearan sus visiones sobre las causas, los efectos, las soluciones y las experiencias de diálogo en torno a los problemas y conflictos relacionados con la gestión del agua.

 

En el seminario ¬ęHacia un di√°logo social sobre los recursos h√≠dricos en la Regi√≥n de Coquimbo‚ÄĚ se expusieron los alcances del estudio. Se abord√≥ la visi√≥n sobre los problemas h√≠dricos que¬† afectan a la regi√≥n, sus causas y soluciones, adem√°s de las experiencias de di√°logo social existentes.

 

Conclusiones:

 

1.       Las   causas  y    las   propuestas planteadas por   los  actores asumen  el escenario de crisis hídrica actual de la región como algo    permanente. No se espera que llueva como solución.

 

2.¬†¬†¬† Se concentran en los tipos: normativas (falta de atribuciones organismos p√ļblicos);¬†¬†¬†¬† administrativas (falta¬† de fiscalizaci√≥n¬†¬† y transparencia); productivas (descontrol en uso de recursos h√≠dricos); entre otras.

 

3.¬†¬†¬† Un elemento recurrente es el problema de la falta de¬† informaci√≥n sobre los recursos¬† h√≠dricos, la validez de quien la genera, el manejo de las cuencas o las decisiones p√ļblicas, lo que genera desconfianza.

 

4.¬†¬†¬† Los efectos son coincidentes con lo que la prensa regional muestra hoy en d√≠a. Los principales perjudicados son las personas que dependen de sistemas de APR (incluyendo ciudades) y los peque√Īos agricultores.

 

5.¬†¬† El tipo de soluciones para los distintos tipos de problemas similares. Predominan: las pol√≠ticas y programas p√ļblicos, el cumplimiento de la ley; la gesti√≥n de privados y otros actores, y los cambios normativos.

 

6.    Destacan   propuestas   más  complejas   que van desde cambios constitucionales,                cambios al código  de aguas  (priorización de usos)  hasta cambios a normativas  sobre las organizaciones de usuarios.

 

7.   Pero también las soluciones orientadas a la formación para un cambio cultural de la      población   y  los  usuarios específicos del  agua se hacen presentes.

 

8.  En las  soluciones la asignación de las mayores responsabilidades recaen                transversalmente   sobre  el  Estado,  salvo en la gestiones propias de los actores privados y sociales.

 

9.¬†¬† Las¬† principales¬† acciones para avanzar en las¬†¬† soluciones son claramente la¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† generaci√≥n de¬† instancias¬† de¬† di√°logo inclusivo y sistem√°tico,¬†¬† y¬†¬† de¬†¬† coordinaci√≥n del¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† conjunto¬†¬† de ¬†los ¬†actores p√ļblicos, sociales y privados.

 

10.     El surgimiento de las instancias de diálogo debe darse desde y en el territorio.  Pero el  diálogo debe  ser efectivo, inclusivo y proyectivo.

 

11.   Las instancias  de carácter nacional tienen una visión de país, necesaria pero      insuficiente,  para  comprender  las   realidades locales.

 

12.       Son los territorios los llamados a escalar sus necesidades a los niveles que corresponda, de acuerdo a sus necesidades

 

13.       Las variadas experiencias de diálogo con mayor y menor éxito en la región son un antecedente positivo base para experiencias que se sostengan en el tiempo fomentando una participación integral de todos los actores.